Alternativas a la falta de amarres en los puertos.

Uno de los mayores atractivos para la náutica de recreo es el de poder realizar un crucero hasta otro puerto distinto del que amarramos habitualmente, pero no siempre es fácil encontrar amarre en el puerto de destino, sobre todo, en verano, si bien siempre hay la posibilidad de solicitar la reserva antes de emprender el crucero. Hay páginas web especializadas en ello además de las propias de los clubes y puertos deportivos, como la de reservas de amarres on-line especializada en reservas de amarres para embarcaciones en tránsito, fondeos, puertos, marinas cuyo link es www.hooknautic.com, o la página www.portsib.com de la autoridad portuaria del gobierno de las islas Baleares, región que soporta la mayor demanda de amarres en verano.

En Baleares, las autoridades han puesto en funcionamiento boyas de amarre en numerosas calas para ordenación de los recursos naturales y para protección del fondo marino y de la pradera de posidonia como también se ha hecho en las islas Columbretes, en la reserva marina del Cabo San Antonio en Dénia y Xàbia y en Gerona en las islas Medas.

Otra opción es la de las rampas de varada públicas que permiten botar y varar la embarcación fácilmente cada vez que salga a navegar, muy adecuada para pequeñas embarcaciones y neumáticas que pueden guardarse en el jardín o en un garaje. Infórmese en su localidad sobre las normas de uso.

Algunos puertos deportivos cuentan con marinas secas en las que se guardan las pequeñas embarcaciones a cubierto en tierra y se echan al agua previa demanda del propietario cada vez que se usa.

En la península, se han abierto nuevas marinas como la Marina Salinas en Torrevieja, Punta Lagoa y Marina Danvila en Vigo, y en Villajuan en la ría de Arosa, En Baleares, en el precioso puerto de Sóller, no hay problema de amarres: entre la marina publica que tiene un muelle de transeuntes y la nueva Marina Tramontana, siempre hay sitio.

Y en un futuro próximo, en Cataluña, esta previsto aumentar en 6.000 plazas la oferta de amarres y en la comunidad murciana, se prevé un aumento del número amarres en Mazarrón, Águilas, San Pedro del Pinatar, Los Alcázares, Playa Poniente de Águilas, el Dique de la Curra en Cartagena y en Cabo de Palos, elevando la oferta actual en, al menos, 3.000 puntos de amarre.

No obstante lo anterior, cuando no hay amarre, es práctica común fondear a doscientos metros de las playas, ya que a menos distancia lo prohíbe la ley por estar reservado para los bañistas. En estos casos, una neumática es suficiente para desplazarse a tierra, pero esta no es una opción muy segura: durante la noche, el terral puede hacernos garrear y obligarnos a levar. Consulte siempre el derrotero sobre la seguridad de estos fondeaderos.

Y no olvide que las compañías de seguro no suelen responsabilizarse de los siniestros de las embarcaciones fondeadas en las que no haya un tripulante a bordo.

Alternativas a la falta de amarres en los puertos.
Puntúa este Post

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here