Navegar en la oscuridad

Con la luna llena y el viento, navegar en la oscuridad puede ser uno de los grandes placeres; pero en una noche oscura en medio de un temporal puede ser muy estresante y te dejará anhelando el amanecer.

Ya sea que estés cruzando un canal o un océano, navegar en la oscuridad es algo que todo el mundo experimenta en algún momento de su carrera como navegante y con algunos preparativos simples puedes hacerlo más fácil y seguro.

¿Alguna vez alguien que no navega te preguntó: “¿Qué haces en el mar por la noche?” Muchos se sorprenden al descubrir que navegar, siempre ha sido un entretenimiento que te mantiene ocupado las 24 horas del día.

Tradicionalmente, las travesías se hacían por la noche y se planificaban de forma tal, que la llegada a tierra era al amanecer para ayudar a identificar las luces y confirmar la posición del barco. Entonces el patrón podría entrar al puerto de forma segura durante el día.

Con el GPS ahora subestimamos la utilidad de las luces para la fijación de la posición y, a medida que más barcos están equipados con AIS, cruzar las rutas de navegación se ha vuelto menos difícil ahora que no depende únicamente de la identificación de las luces de navegación de cada barco. Es obvio, ¡no todos las embarcaciones tienen AIS!

¿Cómo prepararse para largos viajes?

En general, la navegación nocturna se divide en dos categorías: la primera es una salida nocturna única, como dar el salto a las Baleares desde la Península. El segundo es una travesía larga donde habrá varios días entre el inicio y el final con singladuras nocturnas consecutivas.

Debe haber poca diferencia a la hora de preparar el barco, no así en la guardia.

Ya sea en crucero o en regatas, la tripulación que pasa noches consecutivas en el mar requiere un sistema de vigilancia más estricto, que cubre las 24 horas completas, que la tripulación que solo va a pasar una noche.

Siempre es un placer cuando una tripulación nueva pero experimentada se sube a bordo ya que rara vez necesitarán repetir dos veces para que sirve un dispositivo de salvamento o un equipo electrónico.

Los humanos no somos particularmente buenos para ver de noche y se necesita mucho tiempo para obtener una visión nocturna completa.

Navegar de noche ¿Cómo prepararse para largos viajes? ¿Cómo usar las luces a bordo por la noche? Clic para tuitear

Los ojos son increíblemente complejos y hay tres fases para adaptarse a la oscuridad:

  1. Inicialmente, nuestras pupilas se dilatan para permitir la mayor cantidad de luz posible; esto puede tardar de unos segundos a un minuto en suceder.
  2. La siguiente fase tiene lugar en las células cónicas del ojo. En ausencia de luz, obtenemos cambios químicos en la célula y las células del cono pueden tardar diez minutos en adaptarse a la oscuridad.
  3. Por último, tenemos células que son responsables de la visión en blanco y negro y estas contienen rodopsina que se reactiva en ausencia de luz. Esto tomará varias horas para adaptarse completamente a la oscuridad.

Aunque todos somos diferentes, se necesitan aproximadamente diez minutos para obtener la mayor parte de nuestra visión nocturna, que mejora lentamente en las siguientes horas. Esto se puede poner a cero muy rápidamente mediante el uso de luces brillantes.

Cómo usar las luces a bordo por la noche:

Todos los miembros de la tripulación deben tener una linterna y vale la pena mantener un potente luz en cubierta para los controles de la bañera y los dispositivos de emergencias.

Cuando trime o rice velas intente usar una linterna tan débil como sea posible y también advierta al timonel y a los vigías antes de usarla.

La luz roja es mucho más amable en los ojos, si no dispone puede poner esmalte de uñas o usar film rojo adhesivo.

Preparación de la tripulación:

Navegar no es divertido cuando estás cansado y hambriento. Las bebidas calientes y los refrigerios por la noche son esenciales. Un buen abrigo, como ropa térmica o trajes de agua, ayudarán a mantenerse más eficientes y atentos. Si es necesario use arneses y chalecos hinchables. Prepare la línea de vida si las condiciones se ponen feas.

Cómo ser un buen vigía:

Las guardias no deben tomarse a la ligera. En canales de tráfico se necesita un vigía experimentado que avise de inmediato al patrón para evitar riesgos innecesarios. Más lejos de la costa un vigía menos experimentado tiene más tiempo para avisar al patrón.

Todos los que van a bordo tienen que dormir lo suficiente. Es posible, físicamente, pasar 24 horas sin dormir, pero a la hora de tomar decisiones es fácil cometer errores.

Si es posible, es preferible tener al menos dos personas en una guardia, esto evita tener que llamar tripulación adicional para pequeños cambios de vela o maniobras. También significa que cuando estás fuera de tu guardia, tu sueño no se altera. Con dos personas, las guardias de tres o cuatro horas pasan rápidamente, divididos entre el mando, el puesto de observación y la navegación.

Las regatas son un poco diferentes ya que generalmente hay un equipo más grande. Las rotaciones de la tripulación para que todos duerman es importante.

Consejos para la seguridad en la noche:

  • Prepare su embarcación: marque todas las drizas y adapte a la tripulación al espacio de la cabina.
  • Sé paciente con la visión nocturna: lleva tres horas adaptarse por completo.
  • Luces rojas: use película roja transparente, bombillas rojas o incluso esmalte de uñas.
  • Organice las guardias al principio del viaje: el cuerpo necesita tiempo para adaptarse a un nuevo ritmo de trabajo.
  • La buena comida es especialmente importante por la noche, cuando el cuerpo está condicionado para dormir.
  • Piense en la seguridad y la preparación: no deje a una persona sola en la guardia si las condiciones para gobernar el barco no son las más idóneas.
  • Evite cansarse: la concentración y la toma de decisiones es esencial en el mar.
Navegar en la oscuridad
5 (100%) 2 votes

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here