Consejos para comprar una embarcación de segunda mano.

segunda mano

Comprar un barco no está al alcance de todos, por ello estos consejos para comprar una embarcación de segunda mano. Es una decisión importante que no se debe tomar a la ligera.

El mercado de embarcaciones nuevas ofrece una amplia gama de modelos y marcas que dependerán del presupuesto que uno tenga. Al ser nuevo, tienes la ventaja de estrenarlo tú. Un barco nuevo te ofrece la garantía del fabricante. Por el contrario el mercado de segunda mano no tiene esa ventaja, estando más expuesto a que una mala elección acabe dándonos un disgusto. Eso sí, el mercado de segunda mano nos permite ahorrarnos un dinero importante al contrario que si nos compramos uno nuevo.

A continuación te damos unos consejos para comprar una embarcación de segunda mano.

¡Los mejores consejos para comprar un barco de segunda mano! Clic para tuitear

1. Documentación: compruebe que la documentación de barco esté correcta. Es decir, revise el certificado de navegabilidad donde le aparecerán los datos de la embarcación, zona de navegación, NIB (número de identificación del buque), la ITB (inspección técnica de barcos); el registro marítimo español que contiene información actualizada técnica y administrativa del barco (el dueño del barco, matrícula, características, etc; la hoja de asiento del barco le indicará cualquier incidencia tanto de averías, reparaciones importantes, anteriores dueños así como sanciones o si está libre de cargas o embargos. Revise la documentación.

2. Estructura: vigile la corrosión, es un mal que pone en peligro el casco y resto de equipamiento. Revise los puntos sometidos a fuertes tensiones. En un velero hay que vigilar los cadenotes del estayes y obenques así como sus fijaciones, la junta del casco, el pinzote de la botavara de la mayor, pernos de la quilla y el tubo de la limera (zona poco accesible que exige revisiones periódicas). Muy importante comprobar si el casco tiene ósmosis que daña a la carena del barco de poliéster reforzados con fibra de vidrio. Una revisión visual nos puede permitir detectar las ampollas que aparecen en la superficie del casco, síntoma de que el barco sufre de ósmosis.

3. Circuitos eléctricos: el barco se desenvuelve en un ambiente húmedo y salino lo que puede provoca falsos contactos y oxidación. Revise la centralita de los instrumentos a bordo, verificando que funciona cada uno de los interruptores. Compruebe fusibles y disyuntores. El cableado que no esté deteriorado y pueda producir falsos contactos. Las baterías que sirven para almacenar la electricidad también se tienen que revisar, deben estar instaladas en un lugar estanco, ventiladas y aisladas de la cabina; pregunte cuando se cambiaron por última vez.

4. Electrónica: al igual que pasa con los circuitos eléctricos, el medio húmedo y salino no es el ideal para los equipos electrónicos. Compruebe la sonda y corredera, verifique el funcionamiento del VHF tanto recepción como transmisión. La antena del GPS debe estar alejada al menos 2 metros de antenas como del VHF o radar. Pídale al dueño los manuales de los equipos y la LEB (licencia de estación del barco) si la tiene.

5. Sentinas: en la sentina podemos encontrar humedad y agua, algo normal ya que los grifos de fondo y tanques de agua suelen estar instalados ahí. Comprueba las bombas de achique y que los grifos de fondo abren y cierran correctamente. Si hay agua, vacíela y verifique de nuevo que no hay presencia de agua. En caso contrario busque su procedencia.

6. Motor: la mayoría de embarcaciones están equipadas con motores diésel, a excepción de los fueraborda que son en casi su totalidad gasolina. Verifique filtros, niveles y correas del alternador, manguitos, bomba de refrigeración y alimentación. Pida los manuales y libro de mantenimiento. La vida de un motor diésel suele estar entre las 6.000 y 7.000 horas navegadas; los motores fueraborda se deben revisar al año o a las 100 horas de trabajo. Ante la duda, lo mejor es que lo compruebe un mecánico de confianza.

7. Equipos de seguridad: los equipos de seguridad varían en función de la zona de navegación que esté autorizado el barco. Revise chalecos, aros salvavidas, extintores, pirotecnia y resto de dispositivos obligatorios. Pida certificados de los mismos y compruebe las fechas de caducidad.

8. Asesoramiento y prueba: no dude en pedir asesoramiento a un especialista de confianza que le puede aconsejar a la hora de comprar y darle sugerencias y consejos. Pruebe la embarcación para sentir el barco en navegación. Compruebe escapes, vibraciones y como se comporta el barco en diferentes revoluciones.

Comprar un barco es una decisión que requiere tiempo, paciencia y conocimientos. No se precipite a la hora de tomar esta decisión.

Consejos para comprar una embarcación de segunda mano.
Puntúa este Post

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here