Consejos para cruzar el Atlántico. Capítulo 3.

vuelta al mundo

Con este artículo ponemos fin a las sugerencias y consejos para cruzar el Atlántico. Ademas de estas recomendaciones se requiere de una preparación mental y física para estar a la altura  de los retos y desafíos que implica una travesía de esta envergadura. Si sigues estos consejos te será mucho más fácil preparar el cruce del Atlántico. ¿Te encuentras preparado para zarpar?…

 

  1. Lleva mucho combustible: No puedes llevar suficiente combustible a bordo para cruzar el océano. Si te encuentras con vientos flojos, un poco de navegación a motor puede ayudarte a atravesar y ahorrar mucho tiempo en tu viaje. Lleve unos cuantos bidones adicionales, los necesitará de todos modos si planea ir más lejos ya que el combustible es difícil de conseguir. Transferir combustible de los bidones al depósito puede requerir de cierta habilidad. Tómese su tiempo para evitar derrames innecesarios.

 

  1. Afinar las habilidades de gobierno: “Asegúrate de que toda tu tripulación se convierta en timoneles experimentados antes de cruzar el Atlántico; los pilotos automáticos pueden fallar y fallan. Pronto se familiarizarán con el gobierno y las características del barco, facilitando el reparto de responsabilidades.
Continuamos con la saga: Consejos para cruzar el Atlántico. Capítulo 3. Clic para tuitear
  1. Apague el piloto automático de vez en cuando: Por la misma razón, incluso si se navega con piloto automático, tome el timón de vez en cuando para asegurarse que el barco esté bien equilibrado. Ahorrará una gran desgaste en los rodamientos del timón y el pistón del piloto automático, así como en la potencia eléctrica. Su barco se lo agradecerá. ¿Cómo obtener lo mejor de su piloto automático?. ¿Cómo configurar su piloto automático para navegar más rápido, más cómodamente y ser más eficiente?. Si usa el piloto automático, manténgalo en “modo a favor del viento”. “De esta manera, cuando una borrasca llega a través del barco, se ajustará el rumbo y se evitará una trasluchada accidental”.

 

  1. Anote la posición en las cartas de papel: En caso de que falle el suministro eléctrico, un barco pierde cualquier referencia dada por medios electrónicos. Lleve un GPS con pilas de repuesto “y guárdelo en una caja para protegerlo en caso de ser golpeado por un rayo”. “Un GPS portátil que cuesta menos de 100 euros es mucho más preciso que una posición tomada con un sextante “. Las cartas convencionales todavía sigue teniendo un papel primordial junto con el plotter y la navegación electrónica, no las ignore.

 

  1. Involucrar a la tripulación en la preparación de un kit de emergencia: No es algo a lo que se le preste mucha atención en la mayoría de los casos, especialmente si has estado haciendo navegación costera, pero el kit de emergencias casi siempre necesita dedicarle un poco de tiempo antes de iniciar un largo viaje. Es vital para mantenerse a salvo para cruzar el océano: “Vacíe, revise todo el contenido y vuelva a embalarlo cuidadosamente. Si tienes tiempo, hacer esto con toda la tripulación hará que todos piensen en la seguridad y tal vez alguien aporte alguna idea nueva sobre lo que debería haber en la bolsa”.

 

  1. Elige un equipo compatible: Si navegas con gente amiga, el cruce del Atlántico debería ser muy divertido. Algunos consejos para ayudar a elegir la combinación correcta incluyen:
  • Encuentra a una persona en cuyas habilidades tengas confianza y que comparta el mismo enfoque. Las habilidades complementarias, como los conocimientos eléctricos o mecánicos, también son muy útiles.
  • Acordar los términos y condiciones por adelantado, particularmente las contribuciones financieras.
  • Asegúrese de que al menos algunos miembros de su tripulación, si no todos, tengan primeros auxilios y una titulación de supervivencia en el mar. Otras titulaciones serán de ayuda.
  • Es un larga travesía para navegar, así que planee tener una fiesta a mitad de camino o celebrar el cumpleaños de alguien, piense en una excusa.

 

  1. Recluta tripulación adicional para el cruce: Que no te intimide contratar tripulación adicional si tienes poca gente y crees que los necesitarás. Sobre todo si alguien se retira en el último minuto. Generalmente hay mucha gente que busca enrolarse para este tipo de travesías, gente con ganas de adquirir experiencia. Busque personas bien presentadas y organizadas con referencias, testimonios, libreta de navegación y títulos profesionales, números de teléfono y correo electrónico, y revise las referencias.

 

  1. Trincar el equipaje y material, asegúrelo: No subestimes los efectos del movimiento constante del barco. Todo se moverá y temblará si no lo haces. El efecto acumulativo de días con movimientos pequeños puede ser sorprendentemente molesto.
Consejos para cruzar el Atlántico. Capítulo 3.
5 (100%) 1 vote

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here