El naufragio del Costa Concordia

El cúmulo de noticias que ha producido el desgraciado accidente del crucero “Costa Concordia” en estos primeros días en los que no se dispone todavía de información veraz suficiente para determinar sus causas y para juzgar si la actuación del capitán y de su tripulación fueron las adecuadas, han producido la natural alarma social. Por ello, vamos a aventurarnos a realizar una hipótesis sobre el mismo.

Por la información gráfica disponible, no parece verosímil que la varada se produjese en el lugar donde aparece el buque, a tiro de piedra de la costa. Tal vez pudo producirse más lejos y que el capitán decidiera, al no poder controlar la inundación producida por la vía de agua, poner rumbo a tierra para varar allí el crucero y facilitar las tareas de salvamento…

Aunque el error humano siempre es posible, los medios técnicos de que dispone un buque de estas características y los recursos humanos: en el puente habría cuando menos dos oficiales, hacen difícil pensar en un error en la derrota. Cuando se analice la información del AVDR -caja negra- se sabrá donde se produjo el accidente y por qué, que decisión tomo el Capitán, cuales fueron sus ordenes, etc

La posibilidad de que las piedras que produjeron la brecha en la obra viva del casco no figurasen en la carta náutica, si bien remota, tampoco debe descartarse. Recuérdese el accidente del petrolero “Urquiola” a la entrada del puerto de La Coruña que produjo una catástrofe ecológica en los años setenta. El “Urquiola” varo en unas piedras que no figuraban en la carta náutica ¡en el mismísimo canal de acceso al puerto! por increíble que pueda parecer.

En cuanto a la evacuación del pasaje, a toda la tripulación del crucero incluido el personal de “fonda”, se les exige para poder enrolarse la realización de los cursos de “Formación básica” y “De buque de pasaje” donde se establecen los protocolos para emergencias, con los que, entre otras cosas, se trata de evitar que cunda el pánico y que una desbandada ocasione más victimas que el propio accidente. De ahí la llamada a la calma al pasaje.

En cualquier caso, hemos de asumir que el riesgo está ahí y es que precisamente ese mismo día un ferry era abordado por su costado de estribor por otro buque en el Estrecho de Gibraltar, afortunadamente, sin que se produjesen victimas.

Durante los días posteriores al naufragio diferentes medios de comunicación se dirigieron al personal de Cenáutica para analizar las circustancias del naufragio:

En el siguiente enlace se puede ver la noticia, comentada por el director de Cenáutica, en el telediario de Televisión Española: Telediario TVE – 22 de enero

En el seguiente video puede verse la entrevista al director de Cenautica realizada por “El confidencial digital” sobre el naufragio:

El naufragio del Costa Concordia
Puntúa este Post

2 Comentarios

  1. Parece mentira que a estas alturas del siglo XXI se produzca este tipo de accidentes.

    En mi opinión, el ser humano no asume que la madre naturaleza está muy por encima de nuestras capacidades y por ello deberíamos ser más humildes y asumir que no somos perfectos, y que por muy bien que estén fabricadas nuestras máquinas, éstas tampoco son perfectas y pueden fallar.

    Creo que el accidente se podría haber evitado si el barco hubiera navegado por el derrotero que le corresponde a su tamaño, además, el contratar a un capitán inexperto y a una tripulación sin la debida formación tiene consecuencias.

    Espero que al menos esto sirva para que se tomen todas las medidas necesarias para evitar accidentes.

    Saludos.

  2. En el año 2006 hice un crucero con esta compañia por las islas griegas en el buque Costa Victoria. En aquel momento, como no estabamos aun tan mediatizados por los riesgos del terrorismo internacional, tuvimos el privilegio (un grupo reducido de pasajeros) de visitar las instalaciones del puesto de mando y tener informacion directamente del capitan de como se “manejaba” semejante buque (el Costa Victoria era mas grande que el Costa Concordia). Fue instructivo y sorprendente descubrir que en el puesto de mando tan solo habia 4 personas (creo que todos oficiales) y que eran los ordenadores (muchos) los que en condiciones de normalidad controlaban el barco, es decir, parecido en el caso de los aviones a una especie de piloto automatico . Este mismo capitan nos informo que la ruta de navegacion previamente establecida podia cambiar en cualquier momento, ya que, a traves de los satelites el ordenador tenia informacion en tiempo real de los fondos marinos, por tanto, incluso si cualquier cosa caia al agua, la informacion llegaba a los ordenadores en unos minutos, eso ademas del correspondiente sonar, con el que por supuesto tambien contaba el barco ¿Como entonces no iban a tener informacion de las piedras que provocaron la brecha? A mi este naufragio me produce muchas dudas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here