El patrón de navegación básica, alternativa para las motos de agua

En el año 2002 se publica el Real Decreto 259/2002, de 8 de marzo, por el que se actualizan las medidas de seguridad en la utilización de motos náuticas. Esta medida se toma después de que en el verano de 2001 los incidentes de motos náuticas tuvieran un dramático protagonismo. Este Real Decreto tiene por objeto establecer las medidas de seguridad apropiadas para el gobierno de las motos náuticas que naveguen por el mar territorial español y regular las modalidades de su utilización. Asimismo, establece las reglas necesarias para la matriculación de las motos náuticas que sean propiedad o estén a disposición de organismos públicos y se utilicen en tareas de vigilancia, o de instituciones dedicadas al salvamento marítimo y de vidas humanas en la mar.

Los títulos náutico-deportivos que habilitan específicamente para el gobierno de motos náuticas son los siguientes:

  • Patrón de Moto Náutica “A”, cuyas atribuciones son el manejo de motos náuticas de potencia igual o superior a 110 CV.
  • Patrón de Moto Náutica “B”, cuyas atribuciones son el manejo de motos náuticas de potencia superior a 55 CV e inferior a 110 CV.
  • Autorización federativa de Patrón de Moto Náutica “C”, cuyas atribuciones son el manejo de motos náuticas de potencia inferior a 55 CV.

Dichas titulaciones se obtienen aprobando el correspondiente examen teórico y realizando las prácticas, de al menos tres horas de duración, cuyo programa recoge diferentes pruebas prácticas entre las que se incluyen: rescate de hombre al agua, navegación con pasajeros, actuaciones en caso de accidente, adrizamiento de moto náutica volcada, etc…

Precisamente, el hecho de que las prácticas deban ser realizadas en motos náuticas y que la mayoría de las escuelas de navegación de recreo disponen únicamente de embarcaciones, supone una dificultad añadida a la hora de encontrar donde realizar las prácticas obligatorias para solicitar la titulación. La realización de prácticas en motos náuticas implicaría un ratio de un profesor por alumno y moto y esto encarecería el coste comparado con las prácticas del resto de titulaciones. Por estos motivos y debido a que el temario del examen teórico para motos náuticas y patrón de navegación básica es muy similar, son muchos los que optan por preparar directamente el título de patrón de navegación básica que además de permitir el gobierno de cualquier tipo de moto náutica sin límite de potencia, el P.N.B permite el gobierno de embarcaciones de recreo a motor hasta 6 metros y 8 metros si son de vela.

El patrón de navegación básica, alternativa para las motos de agua
Puntúa este Post

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here