El próximo verano, que tu pareja no te deje en tierra

Abra cualquier revista especializada de náutica y observe las fotos en las que los grandes astilleros anuncian sus embarcaciones de recreo. En ellas podrá identificar bellos paisajes, paradisíacas playas y calas, aguas cristalinas y casi siempre una pareja a bordo con una sonrisa que pretende trasmitir la pasión por la náutica. Así es, en la mayoría de los casos es una pareja, bastante agraciados físicamente, dicho sea de paso. El motivo es obvio, si uno de los dos no quiere navegar, la práctica de la náutica se vuelve un obstáculo que al final suele traducirse en un barco mas amarrado junto al resto de la flota.

Existen otras compañías para navegar: amistades, compañeros de trabajo, familiares o incluso los que navegan en solitario, pero sin duda, la tripulación mas fiel tenemos que llevarla puesta de casa, ya que si pretendemos emplear en la navegación de recreo la mayor parte de nuestro tiempo libre, esto se puede volver incompatible con la vida en pareja si ella o él no viene con nosotros a bordo.

Por tanto, el primer paso es involucrar a nuestro acompañante en nuestra afición. Podemos empezar con pequeños detalles. Estas navidades es un buen momento para regalarle algún libro relacionado con el mar. También es bueno programar alguna travesía corta y en la que el tiempo acompañe para introducirle en las artes de la navegación. Si en la primera toma de contacto cogemos mala mar, la primera impresión puede jugar en nuestra contra, así que no pretendamos salir a toda costa o tendremos a “nuestra victima” asomado a sotavento deseando pisar tierra firme para el resto de sus días.

En Cenáutica somos conscientes de que si las parejas de nuestros alumnos no se animan a navegar con ellos desde un principio, al final no participarán en las maniobras a bordo, no planearan salidas para navegar y los días de mar acabarán convirtiéndose en algo esporádico. Esto no es siempre así, pero no cabe duda de que si contamos con un aliado a bordo no solo disfrutaremos ambos de la navegación, sino que también tendremos alguien con conocimientos para volver a puerto o comunicarse por radio si nos ocurre algo en alta mar. Por ello hemos creado la oferta “Family pack”  en los que el segundo alumno pueden asistir gratis a los cursos teóricos con sus familiares. Además existe la oferta para tripulaciones, con descuentos en los cursos para grupos de familiares, amigos, compañeros de trabajo, etc…

Además, los familiares de antiguos alumnos de la escuela pueden beneficiarse de descuentos para asistir a los cursos de cualquiera de las titulaciones náuticas de recreo.

El próximo verano, que tu pareja no te deje en tierra
Puntúa este Post

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here