El viento. Conceptos básicos para navegantes

En el capítulo de meteorología, uno de los conceptos que estudian los futuros patrones de navegación básica o patrones de embarcaciones de recreo es el viento. En este artículo extraemos, a modo de ejemplo, de lo que deben aprender los futuros patrones, y como repaso para los que ya lo son, los conceptos básicos y terminología sobre el viento.

El viento es la traslación de una masa de aire con relación a la superficie de la tierra. La causa de este movimiento de masas de aire es la diferencia de presión entre distintas masas de aire situadas en distintos lugares de la tierra.

Esta diferencia de presión es motivada porque el sol calienta desigualmente su superficie. En aquellas zonas donde el aire se calienta, éste se dilata, adquiriendo un mayor volumen y, por tanto, un menor peso específico. Por el contrario, en aquellas otras zonas que permanecen relativamente frías con relación a las anteriormente mencionadas, el aire tiene un mayor peso específico y, por tanto, ejerce sdobre la superficie de la tierra una mayor presión.

Esta diferencia de presión entre zonas, hace que el aire se desplace de núcleos de mayor presión a los de menor presión. Dicho de otra forma, el aire circula de las altas presiones a las bajas presiones pero en su traslado, el viento real sufre variaciones debido al giro de la tierra, a la fuerza centrífuga cuando el movimiento es circular y al rozamiento con la superficie de la tierra.

El viento es una magnitud vectorial que se representa por un segmento de una cierta longitud denominado módulo del vector, al cual se le asignan propiedades adicionales como la dirección y sentido por lo que parte de este vocabulario se referirá a los cambios de la intensidad del viento y otros, a cambios en su dirección.

Teniendo en cuenta que en toda navegación, tanto la dirección como la intensidad del viento pueden sufrir variaciones, debemos conocer, mediante el vocabulario náutico correspondiente, cómo se denominan estas variaciones:

Caer: Refiriéndose al viento, disminuir su intensidad.

Refrescar: Dícese cuando aumenta la intensidad del mismo.

Contraste: Cambio repentino de la dirección del viento que pasa a soplar desde una banda a la opuesta de donde soplaba, adquiriendo más intensidad.

Racha: Ráfaga de viento de poca duración pero violenta.

Calmar: Disminución de la intensidad del viento total o parcialmente.

Recalmar: Caer el viento repentinamente para volver a aumentar al cabo de cierto tiempo.

Rolar: Cambiar el viento su dirección.

Escasear: Cambiar el viento de dirección, viniendo más desde la proa del barco.

Alargarse: Cambiar el viento de dirección, viniendo más desde la popa del barco.

Barlovento: Es la dirección de donde viene el viento.

Sotavento: La dirección hacia donde va el viento.

Socaire: Zona al resguardo o protegida del viento.

Abatimiento: Es separarse un barco hacia sotavento del rumbo o trayectoria que debería seguir, por la acción del viento sobre su obra muerta y su superestructura. Cuanto mayor sea la fuerza del viento y la superficie expuesta al viento, el abatimiento será mayor. Por ello el barco abatirá más cuando tenga el viento de costado.

El abatimiento se hará sentir más cuanto menos arrancada lleve el barco, siendo su efecto máximo cuando el barco se queda parado, sin arrancada. Los veleros, para contrarrestar el efecto del abatimiento utilizan la orza que es una superficie plana, vertical, prolongación de la quilla.

El viento. Conceptos básicos para navegantes
Puntúa este Post

4 Comentarios

  1. Un párrafo muy bueno e intructivo que se debería continuar con otro ítems referidos a la navegación, especialmente los avatares de ella en LA PRÁCTICA, cosa que pocos cursos otorgan importancia.
    Detalles surgidos de la navegación efectiva, y en su desarrollo desde salida a arribo a puerto, sería interesante para todos (creo yo). Gracias por éste instructivo básico

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here