¡Este verano, alquile un barco! Cenautica le aconseja

PER a bordo

Son muchos los aficionados que habitualmente alquilan en vez de comprar un barco. Con los gastos anuales que supone poseer un barco: seguro, amarre, varada, impuestos y mantenimiento, se puede alquilar un barco similar durante un par de semanas…

…Y además, estrenar el último modelo presentado en los últimos salones náuticos y cambiar cada año de escenario: Baleares, Grecia, Croacia, el Caribe o destinos lejanos, etc…

Y si además compartimos los gastos con otros amigos, no hacen falta más argumentos para convencer a los más escépticos. Eso sí, es imprescindible tener en cuenta una serie de recomendaciones para una feliz experiencia.

En el mercado encontraremos numerosas compañías de alquiler de embarcaciones, si bien, la oferta se centra en dos clases de barcos: Veleros de entre diez y quince metros con capacidad entre cuatro y ocho personas (la convivencia de más personas en estos tipos de barcos podría ser difícil) y yates a motor de esloras de más de veinte metros.

Los veleros se alquilan con patrón o sin tripulación. En el último caso es necesario que alguien disponga de la titulación adecuada y además de experiencia. Los yates a motor siempre se suelen alquilar con tripulación y el coste de alquiler es bastante más elevado, al que hay que sumar por su importancia la factura de combustible.

Importante: elija una compañía de charter conocida y solvente que lleve años en el mercado aunque resulte un poco más caro. Desconfíe de las gangas. Una compañía seria le garantiza un perfecto mantenimiento de los barcos que gestiona, una tripulación competente y lo que es más importante: que el barco tiene sus papeles en regla y está autorizado para el alquiler. Estas precauciones pueden evitarle muchos sinsabores.

Ni que decir tiene sobre la importancia en la elección de los compañeros de aventura que deben ser personas tolerantes, habida cuenta que la convivencia será estrecha, y que sean conocedores de las limitaciones de la vida a bordo. Mal asunto si esperan las comodidades de un hotel.

Una buena planificación es esencial para un feliz crucero. Comenzando por la zona de navegación elegida y la meteorología de la zona, del régimen de vientos predominantes, altura de las olas y corrientes en la época de nuestro viaje. En el atlas de los pilot charts, cartas estadísticas de todo lo anterior, encontrará información al respecto.

Con esa información podremos planificar nuestro crucero con antelación: desde hace relativamente poco tiempo disponemos de unas facilidades antes impensables para una buena planificación de nuestra travesía: Se trata de los programas de navegación electrónica que nos permiten preparar cómodamente la travesía desde nuestra casa o despacho.

Una vez elegida la zona de navegación bastará incorporar a nuestro ordenador portátil un programa de navegación electrónica y las cartas electrónicas de la zona para, con la ayuda del derrotero, programar los way points y los itinerarios a seguir. Llegado el día de nuestro viaje, bastará incluir a nuestro equipaje el ordenador portátil con toda esta información. En Cenáutica impartimos cursos monográficos para aprender a utilizar estos programas y para sacarles todo el partido posible a las cartas electrónicas y al GPS.

Y ahora viene quizá lo más difícil: Convencer a nuestros amigos del proyecto y lograr que se comprometan para reservar los billetes y cerrar el contrato con la compañía de charter. Si lo consigue, ¡feliz travesía!

Aunque si prefiere que le den las cosas hechas o no tiene un grupo con el que alquilar una embarcación y prefiere contratar plazas sueltas con otros tripulantes, existe una alternativa al alquiler y es apuntarse a las travesías y salidas que suelen organizar empresas náuticas. Cenáutica programa en verano interesantes travesías a bordo de su barco escuela evasion: www.barcoescuela.com

 

¡Este verano, alquile un barco! Cenautica le aconseja
Puntúa este Post

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here