Hombre al agua. MOB.

Uno de los sucesos más graves que requiere la actuación inmediata, por parte de la tripulación de una embarcación, es la caída al mar de un persona. En mucho casos este tipo de accidentes acaba en tragedia por varios motivos (no echar en falta a la persona siniestrada, condiciones meteorológicas desfavorables, pérdida del contacto visual del náufrago, etc.). El rescate dependerá en gran medida de la previsión, serenidad y rapidez de la tripulación del barco. Por lo que para evitar que estos hechos sucedan la mejor manera es la prevención. El patrón de la embarcación tiene que dar unas normas básicas de seguridad: debe explicar la importancia de la distribución de los pesos (sobre todo en embarcaciones pequeñas), tener despejada la cubierta (estibar objetos y adujar cabos), además de instruir al resto de la tripulación con unas nociones básicas de cómo actuar en caso de “Hombre al Agua”:

  • Tener localizado el chaleco salvavidas y enseñar su correcto uso. El bichero también debemos tenerlo a mano, nos facilitará enganchar al náufrago, más si lleva el chaleco puesto. Hoy en día existen diferentes modelos que incorporan luz y radiobaliza personal (transmiten la localización al GPS del barco).
  • El uso del arnés y utilizar líneas de vida evitarán caer al agua.
  • Lanzar el aro salvavidas. Comprobar que los aros salvavidas están bien estibados y no haya elementos que impidan su zafado. Es muy importante el uso de estos objetos flotantes ya que pueden servir de asidero al náufrago. Especialmente indicados los que están provistos de rabiza, luz y señales flumígeras. La percha IOR también nos será de ayuda.
  • Intentar no perder el contacto visual y en la medida de lo posible señalizar. El ojo humano nos permite descubrir un objeto del tamaño de una cabeza humana y parte del cuerpo que sobresalga del agua a 350 metros aproximadamente. Teniendo en cuenta que las condiciones meteorológicas pueden ser adversas, el tiempo en el que el náufrago podrá ser avistado será muy limitado.
  • Avisar al resto de la tripulación y en especial al patrón de la banda por donde ha caído el náufrago para iniciar una de las distintas maniobras de búsqueda de hombre al agua.

Por su parte el patrón deberá estar atento y tendrá que tomar las decisiones que más se ajusten a las necesidades. Lo más importante es mantener la calma y actuar de manera precisa para perder el menor tiempo posible. En caso de hombre al agua el patrón deberá:

  • Pulsar el botón “MOB” (siglas en inglés “Man Over Board”) del GPS, que nos creará un Dátum con las coordenadas del momento en el que se nos indica que una persona ha caído al agua. Lo que nos facilitará localizarlo. Deberemos tener en cuenta que puede haber transcurrido un periodo de tiempo desde que escuchamos “Hombre al Agua”. Además la corriente, el oleaje y el viento pueden alejar al náufrago de la posición inicial (datúm), por lo que tendremos que tenerlo en cuenta a la hora de dirigirnos hacia las coordenadas que nos muestra el GPS.
  • Si no disponemos del botón MOB en nuestro dispositivo de GPS, realizaremos alguna de las maniobras de recogida de Hombre al Agua:
    • Curva de Evolución del Hombre al Agua.
    • Maniobra de Anderson para embarcaciones rápidas.
    • Maniobra de Boutakow o Método del Minuto, en caso de que el náufrago no esté a la vista.
  • Movilizar a la tripulación mediante la señal acústica de Hombre al Agua (tres pitadas largas).
  • Comunicar al resto de embarcaciones próximas y al centro de coordinación de salvamento más cercano a través de los equipos de radio (VHF ch16), telefonía (900 202 202), izando la bandera O del Código Internacional de Señales y/o dando 6 pitadas cortas.
  • Recordar que nunca hay que dar marcha atrás para evitar accidentes con la hélice del barco. Repitiendo la maniobra las veces que sea necesaria hasta que consigamos aproximarnos de manera correcta al náufrago (a ser posible por barlovento).
  • Una vez recuperado el náufrago y en función de su estado, llamaremos al Centro Radio-Médico para recibir las indicaciones de cómo proceder. La hipotermia puede estar presente en personas que llevan mucho tiempo en el agua, siendo necesario en los casos más graves el uso del Soporte Vital Básico.

En Cenáutica realizamos seminarios de “Primeros Auxilios en el medio acuático”. También enseñamos las diferentes maniobras de recogida de Hombre al Agua en las prácticas de PNB y PER.

Hombre al agua. MOB.
3 (60%) 1 vote

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here