La tarea del nuevo gobierno respecto a la náutica de recreo

Con la llegada del nuevo gobierno se abren nuevas expectativas para la náutica de recreo. El extenso litoral, el clima, las infraestructuras, y la tradición turística de España, deberían hacernos volver los ojos a la náutica de recreo, como alternativa de calidad al turismo de masas y como fuente de generación de riqueza y de empleo.

Para ello habrá que crear las condiciones adecuadas, acometiendo las reformas estructurales necesarias para competir, en igualdad de condiciones, con nuestros vecinos europeos, que ofrecen más facilidades y mejores precios para la práctica de la navegación de recreo.

Se necesita voluntad política para establecer un marco normativo y fiscal distinto del actual, claramente mejorable, y para acometer las reformas necesarias que faciliten el acceso a la navegación de recreo, no sólo a los ciudadanos españoles, sino a los extranjeros que vendrían a nuestras costas a practicarla, desarrollándose así una importante industria que compense la crisis del sector pesquero y la casi desaparición de la flota de la marina mercante.

En todo caso, estas reformas deberían incluir:

– Un nuevo marco jurídico específico en el que se establezca el carácter jurídico de la embarcación de recreo y en el que se regule esta actividad de ocio y turismo, totalmente ajena al deporte y a la marina mercante, para incluirlo en el Proyecto de Ley 121-000111/2006, de 3 noviembre, General de Navegación Marítima, cuyo plazo de enmiendas concluyo el pasado 4 de septiembre (Boletín del Congreso, 27 de junio).

– La creación de un organismo específico en la Administración del Estado que, en exclusiva, entienda de todas las competencias sobre náutica de recreo, independiente de Marina Mercante y totalmente ajeno a los organismos que entienden del deporte.

– Un tratamiento fiscal más favorable, eliminándose el impuesto de matriculación, por ser España el único país donde las embarcaciones de recreo están sometidas a una doble tributación.

– Soluciones a la escasez de amarres como el re ordenamiento de los recursos actuales aprovechando antiguas dársenas de puertos comerciales y pesqueros en desuso; la puesta en servicio de rampas de varada y marinas secas que alivien la ocupación de los puertos de embarcaciones pequeñas; la construcción de nuevos puertos donde las condiciones medioambientales lo permitan, y el fomento de soluciones alternativas a la propiedad como el chárter o la propiedad compartida.

– Soluciones a la carencia de patrones profesionales para embarcaciones de recreo ya que la normativa actual: disposición adicional quinta del Real Decreto por el que se regulan las titulaciones profesionales de la Marina Mercante, y en la que se establecen las condiciones para obtener la habilitación del Patrón de recreo profesional, no satisface en modo alguno esta necesidad.

– Los requisitos para obtener la citada “habilitación” profesional, debieran ser distintos de las exigencias derivadas de los convenios internacionales firmados por España para las tripulaciones de buques mercantes (Convenio STWC).

– Un acceso más sencillo a las titulaciones para el manejo de la embarcaciones de recreo. Los exámenes para obtener las titulaciones que realiza la Dirección General de la Marina Mercante se convocan en fecha indeterminada: “a partir de…” con el consiguiente perjuicio para los ciudadanos y por procedimientos poco ágiles: se cierran los plazos de admisión de matriculas con excesiva antelación y se celebran pocas convocatorias. En resumen, un sistema arcaico que no satisface las necesidades de quienes aspiran a obtener una titulación para el manejo de una embarcación de recreo.

Por otra parte, la ausencia de especialización en la navegación de recreo de los ponentes de los tribunales de examen, hace que estos resulten, cuando menos, inadecuados para un aspirante a navegante de recreo, con preguntas que no se ajustan al programa oficial, y otras absurdas o sin solución y, en todo caso, irrelevantes, que nada aportan la seguridad de la vida humana en la mar. Es necesario establecer procedimientos parecidos a los empleados para la obtención del carné de conducir.

En resumen, un nuevo tratamiento para la náutica de recreo que requerirá imaginación y una firme voluntad política para acortar el trecho que nos separa todavía de los países de nuestro entorno.

La tarea del nuevo gobierno respecto a la náutica de recreo
Puntúa este Post

7 Comentarios

  1. Todos los que tenemos la afición de la navegación, esperamos una normativa mas flexible para la obtención de la habilitacion que nos permitan el manejo de barcos de mayor eslora y motorización de una forma sencilla y adecuada a las necesidades teorico prácticas de los particulares que tienen la navegación de placer por afición.
    En mi caso, tengo un barco de 4.5 m y la posibilidad de comprar uno de 8 o mas metros dado que el mercado tiene mas oferta y mejores precios en esloras de mas de 8 m que en barcos pequeños.

  2. Soy gerente de una empresa de importación de recambios y accesorios para náutica deportiva desde 1994 y tengo que decir que el sector está completamente arruinado por culpa de las sucesivas administraciones desde la de Felipe Gonzalez que estableció el impuesto adicional para embarcaciones de mas de 7,5 mts. y también por las politicas de restricción de nuevas instalaciones deportivas en la costa española. Así mismo responsabilizo en parte a las náuticas deportivas que mantienen unos precios a sus clientes desorbitados comparados con los precios que se cobran en el automovil por ejemplo, lo cual hace de la náutica deportiva una actividad excesivamente cara y elitista en España.

  3. Pues si , yo estoy de acuerdo con los comentarios que se hacen sobre las titulaciones de recreo, creo que habria que simplificarlo bastante y sobre todo tocar el tema de los amarres, yo soy de Denia y para conseguir un amarre público es una odisea, en la actualidad, tengo una lancha de 4,70, y mi idea, es comprar un barco de 7,o 8 metros , pero me coharta lo del amarre, que en estos metros es practicamente imposible conseguirlo, creo que haciendolo mas facil serian unos ingresos muy importantes de cara al turismo.

  4. El articulo tiene mucho sentido y describe bien la situación actual.
    Me gustaría hacer incapie en que la nautica de recreo es una actividad que debe estar tutelada por el que tenga que ver con la gestión del turismo,el ocio y lo recreativo, y eso está claramente fuera de las posibilidades de la Marina Mercante y de las Federaciones Deportivas.
    Parece necesario crear un organismo con competencias en el recreo, independiente, y que esté mucho mas mojado-en el sentido literal del termino- que los actuales.
    Poca gente pero que se moje.

  5. Totalmente de acuerdo, lo que pasa es que creo que todas estas cosas para el gobierno son minucias y no les apetece perder el tiempo en esto o se supone que hay cosas más importantes. Una de las cosas principales sería que desapareciera el “titulin”, la autorización federativa, ya que en europa se parte del PNB como titulación mínima, todas las autorizaciones federativas homologarlas a PNB y apartir de ahí que desaparecieran. Muchas gracias.

  6. El mar siempre ha sido sinónimo de libertad, aventura, de expansión y relaciones. Pero en nuestro País lo es de restricciones,impedimentos dificultades y complicaciones. Vivimos de espaldas a la nautica y no le sacamos el partido que otros paises con peor geografia y posibilidades estan haciendo.
    Comparense normativas,requisitos de ITB,costos añadidos… con nuestros vecinos y competidores… ¡¡ No hay color¡¡. Los extranjeros se asustan de lo engorroso de nuestra legislación.Consultense las compañias de seguros y veran como a pesar de legislación mas permisiva, en los demas paises, el nivel de siniestralidad(y el costo de las primas seguros es incluso menor).
    Vemos como los afortunados patrones foraneos pueden llevar esloras imposibles para los nacionales.Un PER nuestro equivale a un Capitan de Yate ingles o nordico. Ellos dan la vuelta al mundo en sus 15-20 metros y nosotros una vueltita por los alrededores con un 12 metros.

    • Creo que lo que dices de los patrones foraneos no es así. Cada pais es un mundo. En algunos no es obligatorio tener nada para navegar y otros tienen mas títulos que España. Hay para todos los gustos.

      Coincido en que el problema es mas cultural. Existe una imagen generalizada elitista de la náutica muy dañina para el desarrollo de esta afición en nuestro pais. Hace falta una implicación real de la administración por fomentar un sector con un potencial enorme. Hay que llevar a los chavales a navegar desde el colegio, igual que se les lleva a esquiar y que el turismo integre la náutica como una alternativa mas en las vacaciones del ciudadano medio. Hay que desvincular la práctica de la navegación de recreo con el yate de Briatore o Abramovich.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here