Las responsabilidades legales del navegante de recreo.

No es normal pensar en las responsabilidades en que podríamos incurrir gobernando una embarcación de recreo. En esos momentos el placer de la navegación ocupa todos nuestros sentidos y nuestros pensamientos, pero como en cualquier otra actividad de la vida, hay cuestiones legales que deberíamos conocer como:

El marco legal para la navegación de recreo: desde la Constitución española, Ley de navegación marítima, Ley de puertos y de la marina mercante, hasta las ordenes y resoluciones.

¿Qué derechos y obligaciones nos reporta el abanderamiento de nuestra embarcación? ¿Qué obligaciones fiscales contraemos? ¿Con que administración del Estado o Autonómica voy a tener que entenderme?

Aspectos de interés sobre las distintas modalidades para el disfrute de una embarcación: compraventa, arrendamiento, consumo colaborativo, copropiedad. El contrato de amarre.

Titulaciones, ¿es válido el título español para navegar en el extranjero?

Responsabilidades penales y civiles en que podría incurrir por daños a terceros: lesiones a buceadores, bañistas, abordajes; daños contra el patrimonio, daños medioambientales como los vertidos, las restricciones en las reservas marinas, praderas de posidonia.

Sanciones por Infracciones administrativas relativas a las inspecciones, seguro, etc.

Cualquiera de lo anterior podría convertir una actividad de recreo en una fuente de disgustos y preocupaciones. Por ello y para tratar estas cuestiones, Cenáutica ha diseñado el seminario “Normativa para navegantes de recreo” en el que durante dos horas se hace un amplio repaso sobre estas cuestiones.

La primera sesión de esta seminario está programada para el jueves 29 de septiembre de 2016, a las 20:00 horas en la escuela de Cenáutica de Madrid, C/ Menéndez Pidal 19. La asistencia tiene un coste de 29 euros y es gratuita para los miembros del Club de Patrones.

Y es que, como sabrán, “el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento” de ahí la conveniencia de dedicar un poco de nuestro tiempo a estas cuestiones, para tenerlas en cuenta cuando navegamos.

Las responsabilidades legales del navegante de recreo.
Puntúa este Post

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here