Lectura a bordo

Durante una travesía la mayor parte del tiempo se ocupa en la navegación, son pocos los momentos en los que puedes bajar la guardia, relajarte y dedicarte a la lectura. Estar pendiente del radar, del trimado de las velas, del gobierno de la embarcación, de algún tripulante mareado, hacer la comida, etc.

Cuando finalmente llega ese esperado momento para descansar, son pocas las opciones. Algunos prefieren encerrarse en su camarote y descansar, escuchar música y por que no, leer. En todo barco que se preste, siempre hay un espacio próximo a la mesa de cartas reservado a la buena literatura naval. Todo buen patrón siempre lleva a bordo obras de obligada lectura. A continuación te vamos recomendar algunos libros que no pueden faltar en la biblioteca de un barco.

– “El espejo del mar” de Joseph Conrad: en este libro se narran a modo bibliográfico las experiencias marítimas vividas por Conrad. Primero como marinero en la marina francesa, para después formar parte de la marina mercante británica. Ambientada en el siglo XIX, describe lo que supuso la llegada de los barcos de vapor, poniendo fin a la hegemonía de los barcos de vela.

– “Navegación con mal tiempo” de Peter Bruce/Adlard Coles: como bien dice la contraportada: “si piensa llevar un solo libro a bordo, llévese éste”. Libro de obligada lectura, tanto para aquellos navegantes que deseen realizar navegaciones de altura como pequeñas navegaciones costeras. Sus autores nos narran sus muchos años de navegación, donde han vivido todo tipo de borrascas, tifones y demás inclemencias meteorológicas. Una guía indispensable de cómo afrontar y preparar los temporales.

– “Aventura perfecta” de Cocua Ripoll: Cocua Ripoll nos describe sus viajes desde el Mediterráneo hasta los mares del Sur en su velero Archibald. Marino de profesión y regatista durante muchas años, nos narra de primera persona todos los problemas que pueden surgir en una navegación en solitario durante un cruce oceánico. Descubriremos Cabo de Hornos, la Antártida y muchos lugares inimaginables.

– “Los cuarenta Bramadores” de Vito Dumas: Vito Dumas fue un deportista argentino que logró dar la vuelta al mundo navegando por latitud 40 grados Sur, zona de grandes vientos. El libro cuenta su aventura que transcurre en plena Segunda Guerra Mundial, donde con sus limitados recursos consigue completar la hazaña de dar la vuelta al mundo de Oeste a Este. Entre sus muchas anécdotas, llama la atención que no llevaba radio, por miedo a ser confundido con un espía y acabar fusilado.

– “Curso de navegación de Glennas”: guía indispensable para navegantes de todos los niveles. En este manual, considerado por muchos como la “Biblia del Navegante de recreo”, está escrito por profesionales de la náutica de recreo que, a través de un lenguaje de fácil comprensión, nos explican el correcto trimado de las velas, la seguridad a bordo, meteorología, mantenimiento del barco, como preparar las travesías y planificar la derrota; entre otras muchas cosas más.

Un libro que no puede faltar en un barco. La escuela Glennas fue fundada en 1947 y es considerada la escuela de vela y de crucero más prestigiosa de Europa.

Lectura a bordo
5 (100%) 2 votes

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here