Los extintores en embarcaciones de recreo

Existen cinco tipos de fuegos, el de tipo “A”de sólidos como por ejemplo el de una madera ardiendo, el de tipo “B” cuando es un líquido el que arde, de tipo “C” cuando es un gas el que arde, como el propano, de tipo “D” de metales ligeros como el aluminio y, por último, los de tipo “E”, incendios de aparatos eléctricos bajo corriente.

Para cada tipo de fuego existe un extintor adecuado, aunque hay extintores que valen para varios tipos a la vez. Los fuegos sólidos se apagan mejor por enfriamiento y por ello nos valdrá un extintor de agua, de espuma acuosa o de polvo y Co2. Para los fuegos tipo “B” generados por ejemplo por gasolinas o pinturas ardiendo, podremos utilizar extintores adecuados al tipo “A” y además los que funcionan con gases inertes por sofocación al evitar la llegada de oxígeno al fuego. Por supuesto  lo primero de todo será cerrar la llave de paso de la gasolina. Los fuegos de tipo “C” de gases, pueden ser apagados únicamente por sofocación, por lo que debemos utilizar extintores de gases inertes, o con productos inhibidores de la combustión. Los de tipo “D” se extinguen suprimiendo la reacción en cadena con extintores especiales. Con los de tipo “E” jamás debemos de utilizar agua ni ningún fluido conductor de la electricidad como la espuma porque no lo pagaríamos y correríamos el riesgo de electrocución. Se deben usar extintores de polvo seco o gas inerte

Los extintores deben estar situados en lugares accesibles. Los utilizaremos en posición vertical y a unos uno o dos metros de distancia de la base de las llamas. Apunte contra el combustible que origina el fuego y no contra las llamas, y tenga presente que una vez disparado tendremos, por termino medio, de 5 a 10 segundos de uso, antes de quedar vacío.

Los hay de presión permanente con un manómetro que indica la presión dentro de la botella, o con una carga de Co2 que debemos percutir antes de utilizar quitando el seguro y apretando a fondo la palanca. Estos últimos son más seguros y no se disparan accidentalmente como a veces ha ocurrido con los de presión permanente. En cuando a su capacidad, los encontraremos de uno, dos, seis o más kilos. Pero tenga presente que conviene llevar al menos dos de los pequeños que, al ser más manejables, podremos utilizar entre los huecos del compartimiento del motor.

En el interior del extintor puede haber agua que se mezcla con un agente químico emulsionante, encargado de generar una espuma densa que cubrirá el combustible ardiendo, creando una frontera entre el fuego y el oxígeno del aire lo que resulta muy eficaz con líquidos ardiendo (gasolinas, disolventes pinturas, etc…) El agua enfría la combustión y la espuma impide la llegada de oxigeno. Otro tipo de extintores son los de polvo seco que suele ser bicarbonato potásico que crea una película en torno al combustible impidiendo el paso de oxigeno y además inhibe la combustión. Este tipo de extintores es más adecuado contra fuegos eléctricos ya que al no haber agua uno no hay peligro de electrocución… Pero en un barco (navegando) los 12 voltios de la batería no crean problemas de electrocución, aunque sí en puerto mientras estemos enfuchados en el pantalán dond ela corriente es 220 voltios. Contra los gases ardiendo lo único que podemos hacer es sofocar el fuego  eliminando el oxigeno del aire de alrededor y esto lo conseguiremos con extintores de CO2 que se reconocen por tener un gran cono de expansión en su salida obien, con extintores de gases inertes, como por ejemplo el  helio.

En los cursos teóricos de Cenautica se explica detalladamente el uso de los extintores y, en las prácticas de sus barcos escuela, la forma de utilizarlos.

Uso del extintor

1.- Utilice el extintor adecuado al tipo de incendio producido.

2.- Tire de la abrazadera y saque el pasador de seguridad

3.- Dirija la manga y la boquilla hacia la base del incendio, inclínese hacia el frente para aminorar el impacto del calor y los gases que están en la zona de arriba.

4.- Acérquese por barlovento al fuego, con el viento por detrás y nunca de la espalda al fuego.

5.- Vaya avanzando lentamente dirigiendo la manguera de derecha a izquierda haciendo un barrido sobre la base del incendio

6.- Vacíe totalmente el extintor.

Artículo publicado en colaboración con Fondear.com

Los extintores en embarcaciones de recreo
Puntúa este Post

3 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here