Los tiburones de Karlos Simón – Su experiencia

En Cenáutica hemos tenido el placer de conocer a Karlos Simon, camarógrafo subacuático profesional, director de documentales, formador de instructores PADI y amante de los animales (¡sobre todo de los tiburones!) son algunas de las formas por las que podemos conocer a Karlos.

Simón nos cuenta como fue su bautizo al buceo, en Cayo Piedra, Cuba (1988) y está claro que no fue como el de todo el mundo ya que nadó con un tiburón nodriza, esta experiencia marcó un antes y un después en su vida, pues empezó a pensar que sus próximas inmersiones quería compartirlas con estos animales.

Para dedicarse al completo a su pasión, seis años después de su primera inmersión dejó de lado su trabajo como informático para así poder viajar y nadar entre tiburones.

En 1994, en Maldivas volvió a sumergirse una vez más, mientras buceaba con un tiburón de puntas blancas, las dudas se apoderaron de Karlos «¿y si se gira y arremete contra mi?», pero consiguió tranquilizarse y entrando en razón diciéndose a sí mismo que si en su primera inmersión estando  más cerca del tiburón no le paso nada, ese día tampoco tendría porqué sucederle algo. Esta claro que lo más importante cuando nadas con tiburones es encontrar el equilibrio y no permitir que las dudas arruinen una inmersión como hizo en su momento Karlos Simón.

Una de las experiencias más impactantes que marcaron al buceador fue la de sumergirse en una jaula para ver un tiburón blanco, lo cual consiguió y se propuso un reto que quería cumplir: No solo estar junto a ellos dentro de una jaula, sino nadar con ellos.

Han sido varios los intentos en los que ha intentado nadar entre tiburones blancos, entre ellos junto a Jesús Calleja en uno de los capítulos de de Desafío extremo, «Buceando con tiburones blanco en Sudáfrica», pero no lo lograron.

 

 

 

Entre todos sus logros podemos encontrar un Record Guiness por haber permanecido 12 horas en el agua rodeado de tiburones (no superado hasta la fecha).

Muchas de las horas que ha dedicado Karlos a estos animales se han destinado a investigar técnicas de inmovilidad tónica, lo que es un hecho que puede conllevar a grandes avances en la comunidad científica y ayudar a los tiburones.

¡Gracias Karlos!

 

 

Puntúa este Post

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here