Embarcación de mercancías a vela comercializa plazas para sus travesías

Andreas Lackner, un austriaco natural de Estiria, navega entre el Caribe y Europa a bordo de un bergantín dedicado al transporte de mercancías. Transitar entre Europa y las Islas del Caribe en un barco de estas características y al mismo tiempo hacer algo por el medio ambiente se acerca bastante al sueño de este intrépido navegante.

La tripulación del “Tres Hombres” esta formada precisamente por tres hombres. Andreas Lackner, es uno de los miembros de la tripulación. Hace pocos dias que llegaron a puerto en Santo Domingo, capital de la Republica Dominicana. En algo mas de un mes partirán hacia Holanda pasando por las Bermudas donde a principios de Junio finalizará su cuarta gira de viajes.

Lo curioso o especial del proyecto es que la embarcación, de 32 metros de eslora, no tiene motor. La única fuente de impulso es el viento. La desventaja evidentemente es que no se puede planificar con demasiada exactitud. De media, un viaje este-oeste, dura entre 35 y 45 días. La última vez, en Inglaterra, se tuvo que aplazar la salida dos semanas hasta que amainara el viento desfavorable. “Tratamos de que las fuerzas de la naturaleza actúen a nuestro favor, no en contra” así describe Andreas su relación con las particulares situaciones a las que se tiene que enfrentar la tripulación.

Restauración de un barco naufragado
Andreas Lackner vive desde hace 13 años como un autentico “lobo de mar”. Por aquel entonces quiso comenzar un viaje-aventura hacia America del Sur, aunque sin duda alguna “de manera ecológica”, algo a lo que le dio mucha importancia, descartando viajar como pasajero en una linea aérea regular o como marinero en un barco de mercancias. Al mismo tiempo conoció a los holandeses Arjen van der Veen y Jorne Langelaan. Entre los tres fundaron una naviera con el objetivo de poner en práctica en el sector de transportes de mercancías la filosofía del comercio justo o “fairtrade”.

Para poder hacer realidad su idea de trasporte de mercancías de comercio justo, adquirieron entre los tres un barco en ruinas por 3.000 euros. La restauracion duró 160.000 horas de trabajo entre 150 rabajadores voluntarios en un tiempo total de año y medio. El resultado, un velero de dos mastiles. Los materiales y el dinero necesarios para la reconstruccion del barco se obtuvieron de manera cooperativista.

Ron del Caribe
La empresa cuenta con varias fuentes de financiación. Por una parte ofrece a particulares la posibilidad de formar parte de alguna de las etapas de diferente duración. Una etapa de tres días cuesta 225 euros, y la travesía completa tiene un precio de 10.000 euros. Por otro lado la empresa transporta cualquier tipo de productos de comercio justo de un continente al otro como por ejemplo chocolate o ron. Estos productos se pueden comprar a través de su plataforma en internet www.treshombres.at

El precio de venta de los productos refleja los costes reales del viaje y son por este motivo algo mas elevados que el precio estandar de supermercado para estos mismos productos. Andreas Lackner defiende estos precios diciendo “El mundo deberia poder pagar estos precios, de otra manera pronto no quedara nada”.

Embarcación de mercancías a vela comercializa plazas para sus travesías
Puntúa este Post

2 Comentarios

  1. Me ha encantado vuestro post y me ha sabido a poco pero ya sabeis lo que dice el dicho “si lo bueno es breve es dos veces bueno”. Me gustara volver a leeros de nuevo.
    Saludos

  2. Es emocionante recibir vuestra revista. Siempre hay articulos interesantes que te invitan a aprender y a estudiar constantemente.

    un saludo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here