Meteorología al alcance de tu mano en cualquier momento

Windy

Aplicación Windy

Presentamos una herramienta que nos ayudará a conocer el tiempo de las próximas horas en tiempo real: Windy.Es una aplicación móvil 100% gratuita, con la que se puede saber la previsión meteorológica con todo detalle en tiempo real y con gran precisión. Windy utiliza cuatro modelos de previsión de datos siendo el ECMWF (European Centre for Medium-range Weather Forecasting), el utilizado por defecto. Otros modelos contemplados son el GFS, el MEMS o el ICON-EU que se pueden contemplar de forma simultánea para asegurarnos de una mayor precisión en nuestra consulta.

Una vez descargada de la Apple Store o de la Google Play Store, el uso de esta app es realmente intuitivo porque presenta una representación gráfica del viento, olas  y corrientes, así como de otras capas de datos, que permiten una visualización animada y evidente de cómo será el tiempo. Además, esta aplicación informa sobre la meteorología de hasta 10 días consecutivos a la fecha actual.

Podemos recorrer el mapa y elegir el punto que más nos interese, así, dentro de la capa de olas podremos conocer detalles de alta mar y la altura de éstas, la dirección que llevan e incluso el período que cruzan.

¡Con Windy podrás convertirte en un meteorólogo de los de verdad! Conoce a tiempo real el estado de las olas, vientos, corrientes y mucho más. Clic para tuitear

Además, también podemos seleccionar la capa de viento para conocer detalles sobre su velocidad, o la capa de nubes para saber el porcentaje de cobertura.

Otra posibilidad que ofrece Windy es conocer las coordenadas de un punto determinado manteniendo pulsado el dedo sobre la pantalla. De igual forma, nos ofrecerá datos sobre la hora de amanecer, atardecer, así como sobre la altitud.

Otra de las cualidades atractivas de esta aplicación es que ofrece imágenes en tiempo real a través de las cámaras web que se encuentran repartidas por todo el mapa. Con ellas, se puede recorrer el planeta y ver el estado de las playas y de las regiones en todo momento.

Gracias al icono situado a la derecha de la parte superior, podemos acceder a un menú desplegable en el que se encuentran todas las capas disponibles. Desde este menú podemos conocer, además de las capas ya mencionadas como lluvia, viento, oleaje o nubes; la visibilidad, la niebla, la temperatura del agua, las corrientes marinas, las rachas de viento, la presión, densidad de los rayos, entre otros.

La información se obtiene de cientos de estaciones meteos repartidas por todos los rincones del planeta, a los que se suman barcos oceanográficos, boyas inteligentes, satélites e incluso aviones.

Para los meteorólogos más avanzados se incluye mucha información de valor. Por ejemplo, dentro del menú de capas se puede seleccionar la altura a la que estamos visualizando el viento, para poder contrastar su evolución en gradiente de alturas para poder deducir evoluciones en la capa de superficie. Esta información puede ser útil para los viajes comerciales, ya que se pueden ahorrar miles de euros en queroseno gracias al aprovechamiento del empuje de las corrientes, que superan muchas veces los 100 nudos de velocidad.

En el menú de ajustes de la aplicación se puede personalizar Windy a nuestro gusto. Por ejemplo, se puede determinar el tipo de animación del viento, elegir si mostrar o no las isobaras, lo mismo con los aeropuertos o elegir ubicaciones favoritas, entre otras. Además, gracias al GPS del dispositivo móvil con el que trabajemos, Windy también funciona como un chart-plotter.

Sin embargo, cabe advertir que, aunque Windy ofrece los valores predichos por ECMWF o GFS, estos no son capaces de predecir los picos de viento que se generan para cada punto. Por este motivo, algunos datos recibidos por los sensores que recopilan la información son descartados porque presentan un carácter dudoso por lo que resulta muy importante filtrar las posibles mediciones erróneas para no contaminar la computación del conjunto de datos.

Otro de los rompecabezas a los que hacen frente los meteorólogos son las nubes de convección. Estas se forman por la intensa actividad del sol al evaporar agua en la superficie del mar o del terreno. Este hecho se convierte en una pesadilla a la hora de programar los modelos de previsión, ya que estas nubes se forman muy rápidamente y de forma aleatoria, lo que hace que sean capaces de descargar una enorme energía que altera el viento y las condiciones que se estimaban. Esto indica la capa de datos conocida como CAPE que indica la probabilidad de tormentas en el área. Por tanto, cuanto más alto sea el CAPE peor.

Si la navegación se realiza por una zona alejada de la costa en la que el acceso a datos es lento y caro, como los obtenidos por Iridium, será mejor utilizar programas distintos a Windy que ofrezcan la posibilidad de elegir concretamente la zona meteo en la que navegamos como es el caso de Wind-Predict o Weather-4D.

 

 

Meteorología al alcance de tu mano en cualquier momento
5 (100%) 1 vote

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here