Navegar a Groenlandia: tierra hostil y salvaje, pero apasionante

La segunda isla más grande del mundo

Groenlandia es una gran isla localizada entre el mar del glacial Ártico y el océano Atlántico, entre las latitudes 59ºN y 84ºN y las longitudes 11ºW y 74ºW.

Dependiente políticamente de Dinamarca, es una región autónoma y la mayoría de las ciudades y poblaciones se encuentran concentradas en la costa, que está libre de glaciares y formaciones de hielo, lo que favorece al navegante recalar en la costa para resguardarse de unas condiciones hostiles y complicadas.

Esto es debido a que las costas occidentales están dominadas por una corriente fría que con el ascenso de las aguas profundas mantienen el agua a una temperatura por encima de los 5ºC. Por el contrario, el norte de la isla no corre la misma suerte, ya que las bajas temperaturas favorecen la formación de icebergs y la navegación se vuelve muy complicada y peligrosa.

Navegar por las costas de Groenlandia no está al alcance de todos, ni todos están capacitados para surcar por sus aguas.

¿Cuándo zarpar hacia aguas gélidas?

Las mejores fechas para aventurarse en estas aguas comprenden los meses desde junio hasta septiembre (las condiciones meteorológicas son más benévolas).

Son muchas las posibilidades que ofrecen Groenlandia y muchos los lugares para visitar, pero algunas sugerencias son:

Spitsbergen

Es la isla más grande del archipiélago de Svalbard. Este antiguo pueblo minero también fue un punto de partida para expediciones balleneras y si navegamos por sus aguas existe la posibilidad de encontrarnos las primeras ballenas Minke.

Paisaje cercano a Spitsbergen

Trygghamna

Esta bahía de aproximadamente 4 MN está separada por una cadena montañosa que fue utilizada con frecuencia por los balleneros como un puerto seguro. Además, sirve de lugar para muchas aves marinas que anidan; y si la nieve lo permite se pueden ver renos pastando e incluso algún zorro ártico.

Trygghamna

 Fuglefjorden

Situada en la costa norte de Spitsbergen, este fiordo es el lugar idóneo para observar glaciares.

Tiene una longitud de 3 MN aproximadamente y es frecuentado por focas, aves y, en ocasiones, por osos polares.

Bahía Foster

Es un antiguo refugio de cazadores y se ubica en una extensa tundra rodeada de pequeños lagos. Es una ubicación perfecta para disfrutar de auroras boreales.

Fotografía de auroras boreales en Groenlandia

Fiordo Kaiser Franz Josef

Navegar a través de este fiordo nos permite contemplar enormes montañas y majestuosos témpanos.

Debido a la belleza de estos paisajes, en Cenáutica creemos que merece la pena dedicar más de un día de navegación por estas aguas.

Renbugten

Este valle está considerado por muchos como uno de los más hermosos de Groenlandia por sus colores azules, verdes musgosos, dorados y rojizos ardientes.

Expedición del M/S en Renbugten. Fotografía tomada por «Marie and Alistair Knock»

Scoreby Sund y su Asentamiento

Es el conjunto de fiordos más grandes del mundo. Aquí podemos encontrar focas, narvales, morsas, osos y zorros polares.

Sólo es posible acceder en avión o barco y es, sin duda, una parada obligatoria en nuestra travesía. Además, cabe destacar la isla Danmark debido a un asentamiento inuit (pueblos que habitaban en las regiones árticas) ubicado en esta zona y que fue abandonado hace más de 200 años.

Respecto a su asentamiento, está habitado por poco más de medio millar de habitantes y es posible descansar y reponer fuerzas, así como comprar víveres si es necesario. Como alternativa al barco, siempre podremos dar un paseo en trineo y desconectar en plena naturaleza.

https://oceanwide-expeditions.com/es/destacados/experiencias/el-estrecho-scoreby
Fotografía tomada por Oceanwide Expeditions del Estrecho de Scoreby

Témpanos de Nordvestfjord

Estos gigantescos témpanos localizados en el fiordo Sydgap pueden alcanzar más de 90 metros de altura y se encuentran en su mayoría varados.

En esta zona se aconseja extremar las precauciones, ya que una aproximación errónea puede darnos algún disgusto.

Travesía complicada y apasionante

Groenlandia es una tierra hostil y salvaje, pero muy emocionante. Solo los más aventureros e intrépidos son capaces de adentrarse en sus heladas aguas.

Sin duda, los recuerdos y experiencias adquiridos en una aventura así te acompañarán allá donde quiera que comience tu próxima aventura.

Puntúa este Post

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here