Navegar sobre hielo. Mas rápido que el viento

En un periódico dominical austriaco de la semana pasada, el Kronen Zeitung, aparece un artículo a doble página sobre deportes de invierno que ha llamado nuestra atención. En el “mar de los vieneses” o lago Neusidler ,se forma en invierno una capa de 15 cm de hielo sobre el lago que permite a los aficionados a este deporte deslizarse sobre el hielo a altas velocidades subidos a un barco adaptado.

La historia de la navegación sobre hielo se remonta al siglo 17, cuando los pescadores holandeses instalaron cuchillas en sus barcos para poder deslizarse e ir a pescar en el Mar de Frisia.

En los años 30 surgió la necesidad de construir un barco pequeño, que fuera fácilmente transportable y fácil de construir. Por iniciativa del Detroit News se creó el primer diseño que se hizo famoso mundialmente y cuenta hoy en día con más de 10.000 socios.

El lago Neusidler es un lago endorreico, esto significa que no evacua agua mediante desagües o por proceso de infiltración. Asimismo colecta el agua de su cuenca hidrográfica, lo cual implica que se creen diferentes capas de agua de distintas temperaturas lo que en invierno puede producir que el hielo se rompa, algo que los aficionados a la navegación sobre hielo deben estar muy atentos.

El Club Nautico de Mörbisch, situado en una bahía del lago Neusidler ofrece a los interesados la posibilidad de probar la navegación sobre hielo en barcos de dos personas.

Existe también una asociación internacional (IDNIYRA) que organiza campeonatos Mundiales todos los años, alternando cada año entre una localización en Estados Unidos y otra en Europa.

El gobierno de la embarcación se realiza a través de una caña similar a la de un timón, se accede a ella desde la cabina y esta se conecta mediante unos cables bien a la pala delantera o  a las dos traseras. Debido a que los barcos de hielo no experimentan la misma resistencia que los barcos que se deslizan sobre agua, pueden ser todo un reto gobernarlos. Los marineros de barcos de hielo deben tener habilidad a la caña para evitar que el barco comience a girar de manera descontrolada deslizándose por el hielo. También deben estar preparados para cuando el barco comience a escorar cuando se alcanza cierta velocidad, teniendo que aplicar la misma técnica que los barcos que se deslizan sobre agua aplicando contrapeso.

Cabe decir que existen cinco clases distintas de “ice boats”: La clase DN que es en la que está basada este articulo, clase Nite, clase Renegade, clase Skeeter y Stern Steerers.

Dependiendo de la clase los barcos de hielo pueden alcanzar hasta cinco veces la velocidad del viento. Cómo? Bien, pues está relacionado con el rozamiento de las palas con el hielo, y con la forma de la vela. La vela actúa más en realidad como un ala vertical. En cuanto a la velocidad, en condiciones óptimas, la clase DN alcanza velocidades entre 80 y 96 km/h. La ultra-moderna clase A Skeeters ( la Formula Uno de barcos de hielo )  sobrepasan fácilmente los 160 km/h.

Navegar sobre hielo. Mas rápido que el viento
Puntúa este Post

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here