Nudos marineros

Los nudos han sido y son un complemento importante para la vida cotidiana de todos los marinos, desde tiempos ancestrales hasta la actualidad; por ello no es de extrañar que aun hoy, pese a los grandes avances tecnológicos, mantengamos dependencia de muchos de los nudos que crearon nuestros ancestros.

Los nudos son muy importantes a la hora de navegar, ya sea por seguridad o para facilitar las maniobras en la navegación, además de ser una de las tareas más repetidas a bordo.

Tres son las peculiaridades que nos deben ofrecer los nudos marineros:

  • Rapidez y facilidad de ejecución.
  • El trabajo del nudo aumenta a medida que crece el esfuerzo a que es sometido.
  • Se sueltan y aflojan con la misma facilidad que se realizan.

A continuación vamos a indicar los nudos más empelados a bordo que todo buen marinero debe conocer.

  • NUDOS BÁSICOS:
  • LLANO: Se emplea para anudar los extremos de dos cabos de igual diámetro. Fácil de hacer, tan solo tiene que recordar esta regla: izquierda sobre derecha y, después, derecha sobre izquierda.
  • BALLESTRINQUE: Se emplea para amarrar de forma provisional un cabo. Cuanta más tensión, mejor trabaja.
  • OCHO O LASCA: Es un nudo de detención que se emplea para evitar que el extremo del cabo se escape de un montón o una guía. Es fácil de hacer, no se traba y se deshace fácilmente.
  • TEJEDOR: Constituye una excelente opción a la hora de unir dos cabos. En caso de que sean de distinto diámetro, forme la aduja con el más grueso. Para mayor seguridad, ejecute un nudo doble dando una vuelta más alrededor de la aduja.
  • AS DE GUÍA: Se utiliza para tener una gaza en el extremo de un cabo o para amarrar este último a un poste o a cualquier otro objeto. No se deshace con un tirón violento.
  • VUELTA Y DOS COTES (vuelta de rezón): Resulta muy útil para atar un cabo a un poste, carril o a una anilla. No se desvanece fácilmente, ni siquiera con tracciones importantes, por lo que es ideal para los cabos de fondeo.
  • NUDOS AVANZADOS:
  • BALLESTRINQUE DOBLE: Muy práctico para amarrar un cabo a una percha o bien para restar tensión a otro cabo. Procura una sujeción firme y es muy útil en caso de emergencia.
  • MARGARITA: Acotar un cabo excesivamente largo.
  • CIRUJANO: Más seguro que el llano y para cabos resbaladizos.
  • LIGADA REDONDA: Fiable para unir dos cabos de diferente mena, independientemente tengan tensión o no.
  • VUELTA DE PESCADOR: Parecido al de vuelta de rezón pero más seguro y menos corredizo.
  • BRIOL: El nudo de Briol es un nudo corredizo que nos sirve para amarrar un cabo a un mosquetón, cáncamo o grillete. Este nudo marinero es en estructura un ballestrinque que sobre el firme forma un nudo corredizo.
  • NUDO DE CALAFETE: El nudo calafete es un tipo de nudo diseñado para su uso en agua, por ejemplo para remolcar un barco, situación en la que otros nudos pueden deslizarse o atascarse. Aunque su aspecto una vez finalizado es parecido al del as de guía, el nudo calafete se forma con un ballestrinque como lazo en la parte elevada de la cuerda.
Nudos marineros
Puntúa este Post

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here