Vivir a bordo de una embarcación de recreo.

Los ingleses, ejemplo de tradición náutica, conciben la vida a flote como una alternativa mucho mas habitual de lo que podemos imaginar en nuestro país. Tanto en las embarcaciones de recreo en la costa, como en las famosas embarcaciones alargadas que recorren la red de canales del Reino Unido, muchos amantes de la navegación, han hecho de estas sus viviendas.

Vivir en una embarcación de recreo supone una serie de ventajas e inconvenientes que hay que tener muy en cuenta antes de tomar una decisión tan delicada. La humedad, la falta de estabilidad, el reducido espacio y la necesidad de aprovechamiento de este y el mantenimiento son algunas de las diferencias mas notables con las que nos encontraremos. Además, el hecho de vivir a bordo nos hará siempre tener un ojo puesto en el parte meteorológico ya que aunque no estemos navegando, el viento, las tormentas, lluvias y las condiciones meteorológicas adversas harán de nuestra vivienda algo muy diferente a un bloque de ladrillos.

Pero no todo son desventajas. Vivir a bordo de una embarcación de recreo supone el disfrute diario de la naturaleza, el aire puro y la tranquilidad que nos brinda la brisa del mar.

Si va a plantearse vivir en una embarcación deberá ser todavía mas estricto si cabe con la decisión de la compra del barco. Si se trata de un barco de segunda mano solicite a un profesional que examine a fondo el estado de la embarcación, para evitar sorpresas. Y en cuanto a las medidas de seguridad, deberá extremarlas al máximo. Procure que la rutina no se vuelva en su contra con descuidos e invierta en seguridad

Vivir a bordo de una embarcación de recreo.
Puntúa este Post

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here